Blog de Alfonso Roldán Panadero

Autorretrato
Mi foto
En las fronteras hay vida y tuve la suerte de nacer en la frontera que une el verano y el otoño, un 22 de septiembre, casi 23 de un cercano 1965. En la infancia me planteé ser torero, bombero (no bombero torero), futbolista (porque implicaba hacer muchas carreras), cura (porque se dedicaban a vagar por la vida y no sabía lo de la castidad...) Luego, me planteé ser detective privado, pero en realidad lo que me gustaba era ser actor. Por todo ello, acabé haciéndome periodista. Y ahí ando, juntando palabras. Eso sí, perplejo por la evolución o involución de esta profesión. Alfonso Mauricio Roldán Panadero

martes, 13 de abril de 2010

Berzosa, Unamuno, Millán Astray y el PP

A nadie se le escapa que es evidente la campaña contra el juez Garzón, contra los sindicatos y también contra el rector de la Universidad Complutense Carlos Berzosa.

Lo del fascismo, los sindicatos de clase y la intelectualidad nunca ha cuadrado bien, como ahora. Hoy he encontrado analogías entre lo que sucedió el 12 de octubre de 1936 en la Universidad de Salamanca con Millán Astray y Unamuno y pinceladas de la triste actualidad. Los hechos los narraba así Hugo Thomas. Berzosa me recuerda a Unamuno y Millán Astray…, ¡a tantos y tantas!

Debemos agradecer a Berzosa que haya permitido que la sociedad entrara hoy en la Universidad Complutense de Madrid a ejercer el derecho de reunión y libertad de expresión en el acto de apoyo al juez Garzón. Aquí tienes un resumen.

Lo que sucedió aquel 12 de octubre de 1936, según cuenta en su magna obra La guerra civil española el hispanista inglés Hugh Thomas, es lo siguiente: el profesor Francisco Maldonado, tras las formalidades iniciales y un apasionado discurso de José María Pemán, pronuncia un discurso en que ataca violentamente a Cataluña y al País Vasco, calificando a estas regiones como "cánceres en el cuerpo de la nación. El fascismo, que es el sanador de España, sabrá como exterminarlas, cortando en la carne viva, como un decidido cirujano libre de falsos sentimentalismos. "
Alguien grita entonces, desde algún lugar del paraninfo, el famoso lema "¡Viva la muerte!". Millán-Astray responde con los gritos con que habitualmente se excitaba al pueblo: "¡España ..."; ".. una!", responden los asistentes.
(Algunos jóvenes estudiantes falangistas (según otros carlistas) intentan enmendar el viva la muerte con vivas a Cristo Rey y a la paz misericordiosa (...) pero son apagados por los ensordecedores gritos de ritual semirracionales y acaban siguiéndolos).
- "¡España ...", vuelve a exclamar Millán-Astray; ".. grande!", replica el auditorio.
- "¡España ...", finaliza el general; "... libre!", concluyen los congregados.
Después un grupo de falangistas ataviados con la camisa azul de la Falange hacen el saludo fascista, brazo derecho en alto, al retrato de Francisco Franco que colgaba en la pared. Se intenta así enmendar el incidente aunando esfuerzos de hermandad y moral (algo quebrada por el incidente) al unísono.

Miguel de Unamuno, que presidía la mesa, se levanta lentamente y dice: "Estáis esperando mis palabras. Me conocéis bien, y sabéis que soy incapaz de permanecer en silencio. A veces, quedarse callado equivale a mentir, porque el silencio puede ser interpretado como aquiescencia. Quiero hacer algunos comentarios al discurso -por llamarlo de algún modo- del profesor Maldonado, que se encuentra entre nosotros. Dejaré de lado la ofensa personal que supone su repentina explosión contra vascos y catalanes. Yo mismo, como sabéis, nací en Bilbao. El obispo , dice Unamuno señalando al arzobispo de Salamanca-, lo quiera o no lo quiera, es catalán, nacido en Barcelona. Pero ahora acabo de oír el necrófilo e insensato grito "¡Viva la muerte!" y yo, que he pasado mi vida componiendo paradojas que excitaban la ira de algunos que no las comprendían he de deciros, como experto en la materia, que esta ridícula paradoja me parece repelente. El general Millán-Astray es un inválido. No es preciso que digamos esto con un tono más bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero desgraciadamente en España hay actualmente demasiados mutilados. Y, si Dios no nos ayuda, pronto habrá muchísimos más. Me atormenta el pensar que el general Millán-Astray pudiera dictar las normas de la psicología de la masa. Un mutilado que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, es de esperar que encuentre un terrible alivio viendo cómo se multiplican los mutilados a su alrededor."

En ese momento Millán-Astray exclama irritado "Muera la intelectualidad traidora" "Viva la muerte" aunque por el gran alboroto del publico no se percibio esa frase, que fue solo oída por la gente que estaba más cerca del general, naciendo así la leyenda de que realmente dijo:"¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!"(leyenda que nace de las declaraciones de Serrano Suñer el cual no se encontraba en la universidad), aclamado por los asistentes. El escritor José María Pemán, en un intento de calmar los ánimos, aclara: "¡No! ¡Viva la inteligencia! ¡Mueran los malos intelectuales!".

Miguel de Unamuno, sin amedrentarse, continúa: "Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho."

A continuación, con el público asistente encolerizado contra Unamuno y lanzándole todo tipo de insultos, algunos oficiales echaron mano de las pistolas... pero se libró gracias a la intervención de Carmen Polo de Franco, quien agarrándose a su brazo lo acompañó hasta su domicilio.

3 comentarios :

  1. BALTASAR GARZÓN Y CARLOS JIMÉNEZ VILLAREJO.

    Rafael del Barco Carreras



    14-04-10. Llevo tantos comentarios sobre el juez Garzón desde que hace TRES AÑOS inicie mi www.lagrancorrupcion.com (la que puede dañar su ordenador) que numerar con el II solo significaría la continuidad del escrito del 9-04-10. El personaje da de sí... los jueces en España dan para mucho más que un Garzón o Luis Pascual Estevill. De entrada 30 AÑOS DESPUÉS aun me pregunto cuánto y a cuantos pagó Javier de la Rosa y su mundo, entonces contra mí, y después para librarse de infinidad de delitos y alargar los ineludibles un mínimo de diez años por sumario, algunos ¡HASTA VEINTE! como los que se juzgan ahora en Barcelona, Caso Hacienda. En esta consideración caben los fiscales... impolutos, CON JAMÁS NADIE CONDENADO POR PREVARICACIÓN.

    Esta semana tiene una declaración por sus cobros en Nueva York, a la par de su sueldo en la Audiencia Nacional, pero la verdad es que hacen más ruido en INTERNET y en la Prensa y Tele sus inventos autoprotectores contra PINOCHET O FRANCO, incluso sus fotos con indígenas. ¿Qué hacía por Sudamérica apadrinando causas perdidas, o en Norteamérica cobrando de Emilio Botín, cuando en su juzgado se amontonaban gravísimos sumarios sin resolver afectando el presente y futuro de España? El de Botín lo solucionó rápido, archivado. ¿Cuántos más archivó por dinero o sus ambiciones políticas, o cuantos alteró, creó y eternizó?

    Luis Pascual Estevill contra la burguesía catalana, que dicho sea de paso se merece varios pascuales, y la GRAN CORRUPCIÓN es que no los haya habido, y Garzón a favor de TODAS LAS CAUSAS JUSTAS, que deberían tener muchos más jueces, con cauces legales bien establecidos, para que fueran imposibles otros pinochets y francos.

    Estamos en plena orgía de DEMAGOGIA. El Poder y Dinero, bien valen una Misa como París, una y miles, y los charlatanes están dispuestos a defender a capa y espada las simples y simplificadas premisas que les han aupado al Poder, y en España quien precisamente detenta alguno de los tan “atados y bien atados” desde FRANCO y los mil años de Dictadura que nos gobierna, ahora un tanto deshilachada, no sueltan prenda.

    Para adornar este suelto pego en www.lagrancorrupcion.blogspot.com tres títulos que merecen libros enteros, y la foto del siempre oportunista en GRANDES CAUSAS, demagogo donde los haya, Carlos Jiménez Villarejo, acusando a los magistrados del Supremo de CÓMPLICES DE LAS TORTURAS DEL FRANQUISMO, ¿y él, fiscal franquista desde el 62, y cuando las torturas de LA MODELO del 70-80 donde le conocí, yo de ordenanza en JUECES, y él citando presos? ¿Y su participación en los casos De la Rosa o Piqué Vidal?. ¡Han mentido tanto a través y con la Prensa a favor que se han creído ellos mismos sus embustes! Además del terror del que han formado parte e impartido. Ver hoy en LIBERTAD DIGITAL... y habrá libros, causas y sumarios, porque el DINERO, el EURO, parte consustancial al PODER, está fallando... y provocando casi todos los titulares.

    ResponderEliminar
  2. Unamuno --uno de los mayores intelectuales que ha dado este país, y de los más contradictorios, también-- dio dinero para apoyar la causa de los militares rebeldes en el año 36. Luego se retractó, al ver los derroteros que estaba tomando la cosa (por ambas partes). ¿Qué demuestra su actitud? Pues que, a diferencia de los resistentes comodones que hoy se hacen llamar "intelectuales" (Almodóvar, Bardem, Willy Toledo, Víctor y Ana, etc.), don Miguel de Unamuno no era un sectario.

    Saludos de Antonio Azorín.

    ResponderEliminar
  3. No comprendo la comparacion.
    Unamuno puso en peligro su vida y su posicion por defender la libertad de mente y para evitar que la univeridad se convirtiera en la casa de la estupidez. Berzosa, sin arriesgar nada, uso su poder para apoyar con bienes publicos la causa de su simpatia personal por un juez demagogo y parcial. Similitudes? ninguna. Ni en los hechos, ni en la altura moral de los personajes.

    ResponderEliminar