Blog de Alfonso Roldán Panadero

Autorretrato
Mi foto
En las fronteras hay vida y tuve la suerte de nacer en la frontera que une el verano y el otoño, un 22 de septiembre, casi 23 de un cercano 1965. En la infancia me planteé ser torero, bombero (no bombero torero), futbolista (porque implicaba hacer muchas carreras), cura (porque se dedicaban a vagar por la vida y no sabía lo de la castidad...) Luego, me planteé ser detective privado, pero en realidad lo que me gustaba era ser actor. Por todo ello, acabé haciéndome periodista. Y ahí ando, juntando palabras. Eso sí, perplejo por la evolución o involución de esta profesión. Alfonso Mauricio Roldán Panadero

miércoles, 19 de febrero de 2014

El Metal de Comisiones de Juan Moreno


Hoy se ha presentado en la Fundación Abogados de Atocha de Madrid el libro de Juan Moreno, El Metal de Comisiones, con el subtítulo Las Comisiones Obreras metalúrgicas en el franquismo. La Federación del Metal, 1976-1995. El acto de presentación ha sido un acto de memoria histórica, pero también de repulsa contra la nueva causa general contra el sindicalismo de clase, contra esa petición espuria por parte de la Fiscalía, para que ocho sindicales vayan a la cárcel durante ocho años.

Cuando yo trabajaba en Mundo Obrero, Juan Moreno andaba como secretario de Internacional de la Confederación Sindical de CCOO. En diciembre de 1990, el sindicato ingresaba en la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y Moreno fue una buena fuente. Alguna entrevista se realicé. Yo era muy joven y Juan Moreno era un sindicalista, ya maduro, forjado en el Metal y después en la Unión de Madrid, de donde fue secretario general entre 1983 y 1987.

En la presentación de su cuarto libro, nos ha recordado que la memoria histórica es necesaria, dejando claro que El Metal de Comisiones es “ante todo, un relato de memoria histórica”. Y en el relato verbal de hoy ha explicado que la aparición de Comisiones Obreras era una necesidad política: “pasar de las Comisiones fugaces a las Comisiones permanentes”, que decía Nicolás Sartorius.

En ese nacimiento de las Comisiones Obreras, Juan Moreno ha destacado “el importante apoyo decidido del PCE”, así como de grupos cristianos y vanguardias sociales. “Éramos atrevidos y no queríamos ser clandestinizados”, ha proclamado Moreno. No podía faltar alguna anécdota de esas de viejo luchador, y Juan Moreno ha rememorado aquellos inicios en los que se elegían secretarios generales que no se querían sentar a presidir mesas, o aquel día en que decidió ir a una papelería para hacer el primer sello de caucho de la Federación del Metal para sellar los documentos y un compañero le espetó: “No hay burócrata sin sello”.

También nos ha recordado Juan Moreno que no hay que idealizar el pasado, que en el pasado “también cometíamos errores, pero globalmente supimos tirar para adelante”. Eso sí, “lo importante es mantener el sindicalismo de clase”.

Mercedes González, Agustín Martín, Juan Moreno y Rodolfo Benito.
Arropando al autor del libro han estado Rodolfo Benito, presidente de la Fundación Sindical de Estudios de CCOO; Agustín Martín, secretario general de la Federación de Industria de CCOO y Mercedes González, secretaria general de la Federación de Industria de CCOO de Madrid.

Mercedes González es la primera mujer que lidera una federación de Industria, “en los orígenes de CCOO, la mujer difícilmente ocupaba espacios”. González ha rememorado anécdotas de esos orígenes, como la que contaba el viejo sindicalista Enrique Díez, que iba a las reuniones clandestinas y a las movilizaciones con el cepillo de dientes porque sabía que iba a pasar la noche en comisaría. Mirando al futuro, ha animado a “seguir haciendo camino y resistir el ataque contra el movimiento sindical”, un ataque que a veces suena muy parecido al pasado, en referencia a los trabajadores de Airbus que pueden ir a la cárcel ocho años.

Rodolfo Benito ha aclarado que el libro de Juan Moreno no versa sobre el inicio de las Comisiones Obreras, sino sobre su etapa de desarrollo organizativo. Para Benito, El Metal de las Comisiones “plantea un arma cargada de futuro” porque “somos lo que fuimos”. Ha aprovechado Rodolfo Benito para denunciar la “nueva causa general contra el sindicalismo, contra las herramientas para defender derechos”. Ha asegurado que “el objetivo del Gobierno es amedrantar” y ha proclamado que “Comisiones Obreras es un sindicato limpio que nada tiene que esconder” a pesar de los ataques que se lanzan desde “la derecha y determinadas instituciones judiciales”, en referencia a la jueza Alaya.

Por su parte, Agustín Martín ha destacado que el libro de Juan Moreno no es un libro para la nostalgia, “es para aprender dónde y por qué estamos. Y, aunque nos podemos ver reflejados en el pasado, “lo de antes eran tiempos difíciles y lo de ahora son tiempos complicados”.


No hay comentarios :

Publicar un comentario