Blog de Alfonso Roldán Panadero

Autorretrato
Mi foto
En las fronteras hay vida y tuve la suerte de nacer en la frontera que une el verano y el otoño, un 22 de septiembre, casi 23 de un cercano 1965. En la infancia me planteé ser torero, bombero (no bombero torero), futbolista (porque implicaba hacer muchas carreras), cura (porque se dedicaban a vagar por la vida y no sabía lo de la castidad...) Luego, me planteé ser detective privado, pero en realidad lo que me gustaba era ser actor. Por todo ello, acabé haciéndome periodista. Y ahí ando, juntando palabras. Eso sí, perplejo por la evolución o involución de esta profesión. Alfonso Mauricio Roldán Panadero

martes, 10 de marzo de 2009

Santa Espe, J.R., J.L., Liverpool y Picas

>
video

Espe tiene una terrible facilidad para saltarse la legalidad y salir impune, apesar de ser el caballo de Atila de la democracia. Siguiendo al inventor del Opus Dei, Escrivá de Balaguer, Espe rezumaría santidad pues ésta viene determinada por tres puntos: la santa intransigencia, la santa coacción y la santa desvergüenza" (Camino, 387). Sin ningún rubor se carga la comisión de investigación de los espías pagados con dinero público. El 18 de marzo, el día antes de San José, la traca final de la broma de la comisión de investigación creada para aclarar la trama de los espías pagados con dinero público.
Y no me preguntes cómo, pero, a pesar del Liverpool - Madrid y a pesar de House, he terminado en Móstoles. Y allí me he cruzado con un lío de gente manifestándose. J.L.(Javier López, el jefe de CCOO) ha dicho, sin saber el resultado fatídico del Madrid, que ¡aún hay partido! En la calle, para defender los derecho sde los trabajadores, J.R. (José Ricardo Martínez, el jefe de UGT)ha recordado, a gritos, que los banqueros son nos golfos.
Los dos han metido un par de cornadas al más facha de los alcaldes de la Comunidad de Madrid que aún no ha dimitido, Esteban Parro, el de Móstoles, que confunde el pueblo con un cortijo.


>
video
Horas antes, entre unas cosas y otras terminé comiendo con Picas, José Antonio Picas, un periodista más rojo que el pimentón que trabaja, fundamentalmente estos días, contra la CEOE. He calculado que con Picas habré quedado para comer unas 200 veces en los últimos 20 años, lo que redondeando hace unas 10.000 horas comiendo. Que ya es.
En distintos momentos hemos colaborado en algunos trabajos, pero eso lo excluyo de la contabilidad de horas. Hace diecisiete años le liaron en casa para tener un perrito. Él se cabreó durante un día, más o menos, y ahora está levantando cabeza, porque la salud del animal ya no aguantaba más en este mundo. Picas es hipocondríaco; amante de la música, especialmente la rara; es de Aluche y le gusta Galicia, empezando por Julia, su chica, y siguiendo por el pescado. También le gusta la cerveza, lo cual (Galicia + cerveza) hace que le guste Irlanda y San Patricio, a pesar de ser ateo, creo. Con todo ello, hoy hemos comido pescadillas de rosca en un irlandés.
Fue la hipocondría la que le convenció para dejar de fumar, que si este hombre lo ha dejado, no es un imposible. Eso sí, tiembla esperando el momento en que entrará en un quirófano para que le hagan un nudo en las tripas que evite reflujos o algo así que le terminen jodiendo el esófago, que diría el doctor House (hoy es martes). Eso sí. La hipocondría no ha logrado que abandone la cerveza de la comida para que su tripa creciente disminuya.

Este es Picas:

No hay comentarios :

Publicar un comentario